10 cosas que deberías saber sobre la bronquiolitis

Actualizado: 18 may




En medicina y , sobre todo, en pediatría vivimos inmersos en las dichosas "-itis" (otitis, rinitis, gastroenteritis, conjuntivitis....).


Cada año, cuando ya estamos empezando a pensar en las fiestas de Navidad, reaparece una de ellas, vieja conocida de las consultas de pediatría, la bronquiolitis.


Aunque he de decirte que llevamos un par de años, coincidiendo con la pandemia de la covid 19, que nos ha venido a visitar en una época totalmente diferente, primavera y casi anunciándonos el verano.

Por eso he decidido que éste sea mi primer artículo de la "Sala de pediatría".


Cuando oyes la palabra bronquiolitis rondando cerca, puedes sentir un cierto temor.

Si eres mamá de un niño pequeño, este artículo te puede interesar.


Te voy a contar 10 cosas sobre la bronquiolitis, para que sepas de qué se trata y, sobre todo, que puedas tener confianza en saber cómo puedes manejarla en casa y qué cosas has de vigilar por si tuvieras que acudir a tu pediatra o a urgencias.


Empezamos...


#1 -Es una infección aguda de vías respiratorias que produce dificultad para respirar.


La bronquiolitis es una infección aguda que afecta a vías respiratorias superiores e inferiores y que cursa con dificultad respiratoria en mayor o menor grado.


Los pediatras en la auscultación escuchamos algunos ruidos en el pecho.


#2 - Afecta a niños menores de 2 años y aparece con carácter estacional.


Si tienes un peque en casa permanece atenta.


Técnicamente se considera que afecta a niños menores de 2 años.


En España, así como en el resto del hemisferio norte, la época epidémica se extiende de noviembre a marzo, es decir los meses fríos.


Desde que empezó la pandemia por el covid-19 esto ha cambiado.

En el invierno de 2020 apenas vimos bronquiolitis en las consultas, probablemente por menor contacto social, uso de mascarillas y la práctica habitual de la higiene de manos entre otras cosas.

Sin embargo, llegó la primavera y hubo un brote importante que duró hasta junio.

En la temporada 2021-22 está pasando algo parecido, aunque de momento parece que no tan marcado como el año anterior (habrá que esperar un poco más para ver cómo transcurre)


#3 - Causada por virus, virus y más virus


El más frecuente y causante de entre el 50-75% de las bronquiolitis es el virus respiratorio sincitial, más conocido por VRS.


Pero hay otros, como rinovirus, metapneumovirus, influenza (gripe), adenovirus, otros coronavirus, etc, etc, etc Como ves, son unos cuantos.


Al ser causadas por virus los antibióticos no sirven para su tratamiento

#4 - ¿Cómo aparece?


Empieza como cualquier catarro de vías altas con tos y mocos.


A veces se acompaña de fiebre.


A los 3-4 días aparecen síntomas de dificultad respiratoria por la inflamación y la obstrucción de las vías respiratorias bajas más pequeñas que se llaman bronquiolos.




#5 - ¿Cuánto dura?


Cuando la bronquiolitis entra en tu casa pone a prueba tu paciencia.


Su duración media es de 10-12 días.


Sí, ya sé que tú solo quieres ver bien a tu hijo, pero siento decirte que es lo que hay.


Esta fase más aguda es en la que vas a tener que estar más pendiente.


Luego verás como hay un día en que, parece que de repente, hay una mejoría clara de los síntomas.


La tos, no te asustes, pero puede durar hasta 4-6 semanas. Sí, has leído bien.


¿Entiendes ahora lo de la paciencia?




#6 - ¿Qué hay que vigilar?


Las bronquiolitis pueden tener diferente gravedad.


La mayoría quedarán en cuadros leves o moderados que se pueden manejar en casa, pero es importante conocer los signos de alarma que nos señalan que debemos consultar al pediatra.


Las 2 cosas fundamentales a vigilar son:


1-. signos de dificultad respiratoria.


2-. la dificultad para alimentarse que puede provocar deshidratación en el niño. El aumento de secreciones en las vías respiratorias altas hace que tenga que respirar más a través de la boca, y comer, además, le supone un mayor esfuerzo para respirar, por lo que la disminución de la ingesta es algo habitual.


#7 - ¿Cómo saber si tiene dificultad respiratoria?


Estos son algunos de los signos de alarma:


- Respiración agitada, más rápida de lo habitual.


- Mueve mucho el abdomen al respirar.


- Se le marcan las costillas, como si se hundiera la piel entre ellas (lo llamamos tiraje). Cuanto más arriba se marquen, mayor esfuerzo respiratorio está realizando el peque.


- Mueve las aletas de la nariz.


- Decaimiento, tendencia al sueño.


- Mala coloración: palidez/cianosis (labios amoratados).



#8 - ¿Cómo saber si está deshidratado?


Otros síntomas y signos a vigilar que pueden darte pistas sobre cuando consultar a tu pediatra:


- Disminución de la ingesta >50% de lo habitual.


- Escasez de lágrimas y saliva.


- Moja poco los pañales de pis.


- Decaimiento o tendencia al sueño.



#9 - ¿Qué puedes hacer?


Como te dije en el punto 3, las bronquiolitis están causadas por virus, por lo que no existe tratamiento curativo.


Las medidas recomendadas intentan aliviar los síntomas para que el niño pueda pasarla con la menor incomodidad posible, pero desgraciadamente no curan la infección en sí.


A lo largo de los años, las sucesivas revisiones de las guías y protocolos de manejo de la bronquiolitis no han cambiado demasiado, ya que no se ha demostrado evidencia científica a favor de la mayoría de los tratamientos que se han probado en los diferentes estudios.


El manejo en casa de la bronquiolitis incluye medidas generales:


- Lavado nasal de secreciones, sobre todo antes de las tomas y antes de dormir.


- Aspirado suave de secreciones nasales de forma puntual si fuera necesario. Si aspiramos demasiado se puede irritar más la mucosa nasal.


- Elevación de la cabecera de la cuna/cama aproximadamente 30º para que se encuentre más cómodo al respirar. Colocar una cuña, toallas, mantas o algún cojín debajo del colchón, para que el niño se encuentre con cabeza y cuello alineados pero en un plano inclinado.


- Tomas más pequeñas y fraccionadas para que no se canse tanto al comer y asegurarnos una ingesta mínima.


- Hidratar.


- No exponer al humo del tabaco.


- Observar la aparición de signos de alarma (puntos 6,7,8) y, en caso de que ocurran, consultar a tu pediatra lo antes posible.


- En algunos casos el pediatra puede decidir hacer una prueba terapéutica con salbutamol (es un broncodilatador) y mantenerlo unos días si cree que le alivia o suspenderlo si no parece tener ese efecto. En cualquier caso no es un tratamiento inicial y no se administra de forma sistemática a todos los niños.


Si tu hijo presenta alguno de lo síntomas o signos de alarma o tienes dudas sobre el estado de tu hijo deberías consultar a su pediatra para que valore la gravedad y el seguimiento que precisa o si pudiera necesitar un ingreso hospitalario para asegurar una oxigenación e hidratación adecuadas.



#10 - ¿Se puede prevenir?


Si algo podemos aprender de estos 2 años de pandemia es la aplicación del sentido común y la existencia de algunas sencillas medidas que puedes tomar para prevenir los contagios de cualquier infección respiratoria:


- Lavado de manos.


- Si en casa hay un bebé y algún adulto presenta síntomas catarrales, puede utilizar mascarilla o evitar en lo posible el contacto con el bebé (los virus son los mismos pero los síntomas pueden variar en función de la edad).


- Evitar la exposición al humo del tabaco


Observación, paciencia, medidas generales y más observación


Como ves no existe receta mágica para el tratamiento y manejo de la bronquiolitis.


Mantén la calma y confía en ti y en tu capacidad para cuidar a tu hijo.


La mayoría de las bronquiolitis se pueden manejar en casa.


No olvides vigilar la aparición de signos de alarma y consultar con tu pediatra en caso de duda.



PD. Aquí te dejo el artículo en versión vídeo https://www.tiktok.com/@mipediatra_chon/video/7092494862469074181?is_from_webapp=1&sender_device=pc&web_id=7091735494283773445



4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo