Mamá, no te olvides de ti

Actualizado: 18 may

¿Qué tal se te da cuidar de los demás? ¿Y cuidar de ti?

¿Te ocurre que desde que eres madre se pasan los días sin haber parado un momento y, sin embargo no haber hecho apenas nada para ti?


Es curioso. Cuando empecé este proyecto hice algunas entrevistas a mamás para intentar averiguar cual era la forma de poder acompañarte mejor. La mayoría de ellas me hablaban de cómo les gustaría tener más tiempo, sobre todo para dedicar a sus hijos, y solo alguna reconocía que querría más tiempo para ella, a pesar de que casi todas decían sentirse cansadas, y en ocasiones enfadadas, frustradas o solas.

¿Te ocurre eso a ti?


Es como si ser mamá te hiciera invisible para los demás y también para ti misma.


Claro que tu hijo se convierte en el centro de tu vida, pero tú no desapareces.


Cada vez hablamos más, en salud, de cuidar al cuidador. Me parece que esto sería totalmente aplicable a la maternidad.


¿Cómo vas a cuidar a tu hija si no te cuidas primero a ti? ¿Cómo vas a estar presente para él si te sientes cansada, frustrada o sola? ¿No te parece más lógico que pudieras darte cuenta, ser consciente de cual es tu estado emocional y mental y, si no te sientes bien con él, actuar al respecto para que luego puedas ofrecerle a tu hijo lo mejor de ti?


Esto significa no solo no olvidarte de ti, es más, significa empezar por ti. Re-conocerte, conectar contigo, con tu niña interior, tomar conciencia y hacerte responsable de tu maternidad, de tu hijo y de ti, de tu SER mamá.


Se habla mucho ahora de maternidad consciente. ¿Qué significa para tI?


Para mí no significa que tienes que ser una madre perfecta (para los demás sobre todo), sino que eras capaz de reconocerte a ti misma, con tus luces y sombras, de aceptarte y de quererte. Cuando logras esto , le das a tu hija lo mejor de ti, le ofreces lo que eres en esencia, Luz y Amor. Y te aseguro que tu vida cambia, porque tu mirada cambia y la relación y conexión con tu hijo también cambia. Descubres cómo encontrar paz en ti.


¿Te suena algo metafísico o quizás "cursi"?. Puede. A mí me ha funcionado y por eso te lo cuento. No pretendo que te creas nada, de hecho me gustaría que no lo hicieras. Sí quiero invitarte a que no te olvides de ti, a que empieces a ocuparte de ti misma e inicies tu camino, tu viaje de transformación e indagación personal.

Está claro que no es algo de "ya mismo", hay que trabajárselo, comprometerse con una misma e ir haciendo.

Me puedes decir "Claro Chon, y otra cosa más a mi lista de cosas por hacer, si me falta tiempo para todo". Es posible, pero quizá puedas parar unos pocos minutos y pensar qué es importante para ti y cuales son tus prioridades, decidir y hacer.

Hasta donde yo he comprobado, esto de la maternidad es un aprendizaje continuo, diario, y maravilloso cuando empiezas a cuidar de ti como lo haces de tu hijo.


P.D. Si quieres saber cómo puedes organizar y sacar más tiempo puedes conocer "Tiempo para mamá" de Inma Gil. Aquí te dejo el enlace https://www.tiempoparamama.com/




4 visualizaciones0 comentarios